Llena el alma

Recién hoy puedo sentarme a escribir un par de lineas en este espacio, a través del cual quiero mantenerme en contacto con todos ustedes. La frecuencia con la que escribo a veces no es la que quisiera, pero espero que sepan entender…

Hace unos días, precisamente el Jueves pasado, tuve la oportunidad de ir a compartir una tarde con los abuelos del Hogar “Nazaret” en la ciudad de Resistencia. Gracias a la iniciativa del equipo de enfermeros y asistentes del hogar, ese día festejamos los 100 años de “doña María”. Junto a otros artistas, cantamos, bailaron y nos re divertimos. Pero lo más importante, hicimos felices a esos viejitos durante toda una tarde. A veces, hacerse tiempo para este tipo de cosas, realmente llena el alma, porque en la vida no todo es pedir, también hay que dar para poder recibir, y en este caso, dimos un poquito de nosotros para poder recibir muchísimo cariño de esos abuelos.

Quiero agradecer a “Che-retá” Movimiento Cultural, a Lachy Acevedo, de “Siempre Fibra”, a Ayelén Francou y a la gente del hogar, por recibirnos tan bien y permitirnos darnos ese gusto.

Prometo tratar de escribir más seguido acerca de las novedades. ¡Habrá muchas en los próximos días!

Bendiciones para todos…